domingo, 28 de agosto de 2011

LOS CANAPÉS. UNA TAPA EN AUGE


La palabra “canapé” tiene su origen en un vocablo francés que significa algo parecido a una cama o sofá. Se le denomina canapé a cualquier mini plato que pueda ser comido de un solo bocado, y que lleve una base, siendo la más típica el pan y todas sus modalidades, aunque puedan existir canapés hechos con otras bases diferentes, como puede ser el hojaldre, las llamadas tartaletas.


Casi siempre los canapés han sido servidos como tentempié antes de la comida principal y para amenizar el ambiente. En cócteles, exposiciones, reuniones, recepciones, buffet y en otras celebraciones sociales, han sido siempre un recurso culinario ideal.


Aunque ahora, es cada vez más frecuente que en un establecimiento de tapas de cualquier parte de nuestro país, junto con la consumición nos sirvan de tapeo, un canapé. Ya que son una importante opción gastronómica en todo establecimiento de tapas que se precie. 

  
Para un negocio de tapas son todo ventajas, ya que son aperitivos relativamente rápidos de hacer, que se pueden dejar hechos con bastante tiempo de antelación, en los que no se suele ensuciar mucho en su elaboración, y que pueden llegar a ser lo costoso que uno quiera, pues se utilizan alimentos de todos los precios y para todos los gustos.


Y los clientes de un local de tapeo donde ponen canapés, pueden disfrutar de una variedad amplísima de diferentes tapas. Y al ser normalmente de tamaños reducidos, pueden llegar a degustar una gran cantidad de diferentes canapés, sin necesidad de sentirse llenos, cosa que no ocurre con otros tipos de tapas.


Además estos pequeños aperitivos se prestan para ofrecer toda una demostración de arte y color en sus presentaciones. Y visualmente pueden llegar a sorprendernos gratamente. Como se dice vulgarmente, “ se come con la vista”. 


Los canapés pueden ser dulces o salados. Aunque aquí los que nos interesan son solo los segundos. Y estos a su vez pueden ser:


calientes
  
o fríos. 

Y en cualquiera de los dos casos encontramos un sin fin de posibles modalidades, las más habituales son:

Rebanadas de pan

Hojaldre o tartaletas.

Tostaditas o biscotes.

 Palomitas.
Pan de molde.

O bocaditos.

Como dicen los franceses de donde provienen los canapés "bon appétit".
Publicar un comentario