lunes, 15 de agosto de 2011

LA DIETA MEDITERRÁNEA Y LAS TAPAS.

La dieta Mediterránea, es un estilo de vida basado en el consumo de productos locales, sanos y naturales de los cultivos de la zona geográfica bañada por el Mediterráneo. 

Es una dieta equilibrada y variada donde predominan el trigo, el olivo y la vid. Por tanto, los alimentos que constituyen la base de esta alimentación son:

El pan y la pasta, como principal fuente de hidratos de carbono

El aceite de oliva como principal fuente de grasa

El vino en cantidades moderadas durante las comidas


Las hortalizas, las frutas, 

los frutos secos y las legumbres aportan a esta dieta gran cantidad de fibra y antioxidantes.

El pescado,

las aves de corral,

los productos lácteos y los huevos como principal fuente de proteínas y un menor consumo de carnes y grasas animales.
Todos estos alimentos los encontramos sin problema alguno en muchísimas de las tapas que existen a lo largo de nuestro país. No es por tanto, nada difícil, poder llevar a cabo la dieta Mediterránea mediante el tapeo, desde cualquier punto de España.

Si además de seguir la dieta Mediterránea, la complementamos con pequeños paseos, charlas y tertulias con los amigos y familiares, y pequeñas siestas, estaremos potencialmente beneficiándonos de todo esto:

Prevención de la obesidad y las enfermedades del corazón
Combate más eficaz contra el asma, la diabetes y el colesterol.
Disminución del riesgo de padecer cáncer.
Esperanza de vida mas larga.
Publicar un comentario