miércoles, 12 de octubre de 2011

CUANDO LOS ESPAÑOLES ESTAMOS EN EL EXTRANJERO

Cuando los Españoles nos vamos al extranjero a pasar estancias superiores a un mes, lo que más echamos en falta aparte de la familia, es el “ir de tapeo” con los amigos y disfrutar de las buenas tapas de nuestro país. Tenemos nostalgia de las cosas típicamente nuestras.


Muchos de nosotros no somos capaces de dejar de pensar en algo que es tan nuestro, y que desgraciadamente todavía no se puede encontrar fuera de nuestras fronteras.


No es raro, haber escuchado que hay gente que en la maleta cuando se va al extranjero, se lleva comida típica de aquí, como una paletilla de jamón, un chorizo ibérico, un botellita aceite de oliva virgen extra, un buen vino tinto, un queso curado, una morcilla, una chistorra y un sin fin de muchos alimentos más.


En estos momentos que muchos españoles se están yendo al extranjero, no por motivos de estudios o de turismo, sino por motivos laborales, por lo menos el tener buenos productos de nuestra tierra hacen que la añoranza sea un poquito menor.


Si estando fuera de España no nos podemos ir de tapeo, disfrutar de nuestros mejores alimentos, y preparar nosotros mismos unas tapitas “made in Spain” es todo un lujo.


En gran parte del mundo conocen perfectamente el hábito que tenemos sobre el tapeo y las tapas, es parte de nuestra cultura, y nuestro gran reconocimiento gastronómico que tenemos a nivel mundial, en parte es debido a ello.


 Aun así, no parece que muchos países estén por la labor de copiarnos, no saben de lo que se pierden.


El tomarse en una terracita al solecito una jarra de cerveza bien fría, o un chato de un buen vino, con una tapita, eso no tiene precio. 


El clima también tiene mucho que ver en todo esto, si estamos en el extranjero en un país donde en gran parte del año hace frío, y hay pocas horas de luz en el día, eso hace que te apetezca mucho menos salir a la calle.


En España el clima acompaña perfectamente a que salgamos durante casi todo el año a disfrutar del sol, y de las terrazas, y a relacionarnos con los demás mientras tapeamos, de ahí también nuestro carácter extrovertido.
Publicar un comentario