martes, 17 de enero de 2012

LAS BARRAS DE TAPEO. MUSEOS GASTRONÓMICOS

Los Españoles por regla general tenemos un carácter abierto y extrovertido, nos encanta reunirnos socialmente con los demás. Cualquier momento es bueno para juntarnos, y tener un encuentro con amigos y familiares. Y si encima a eso, le añadimos la posibilidad de disfrutar en un ambiente jovial y distendido, entonces nos encontramos en nuestra salsa.


Por eso, en nuestro país los establecimientos de tapas, son un punto de encuentro social, y de reuniones informales. El tapeo es parte de nuestras costumbres, practicada por muchas generaciones, y que cada vez por suerte va a más. Es muy raro encontrar algún pueblo en España, en el que no exista algún bar de tapeo.




Los buenos tapeadores de toda la vida saben que se tapea de pie, en la barra del establecimiento, tomándose un máximo de dos consumiciones en cada local, para así ir alternando de sitio en sitio. Lo que por el norte se llama “poteo” o “chiquiteo”.



Las barras de tapeo en muchos establecimientos son verdaderos museos gastronómicos, donde el cliente puede disfrutar de sus tapas elaboradas con productos frescos de las huertas, de las costas, y de los prados de cada parte de España.



Las barras de tapeo, proporcionan un valor añadido a la cocina popular. En ellas podemos encontrarnos con un sinfín de clases de tapas como, canapés, montaditos, tostas, bocatines, pintxos, cazuelitas, brochetas, pulgas, sándwich, rebozados, hojaldres, banderillas y otras muchas más.



Mirar una barra de un establecimiento de tapeo repleta de tapas, es toda una delicia para los que nos gusta el buen tapeo. El esmero, el tiempo y la dedicación de los profesionales del sector que dedican a mantener las barras en perfecto estado para el cliente, es de alabar. 



Todo y para el cliente, es la filosofía que tienen este tipo de establecimientos. Sorprender gratamente la estancia de sus clientes, y darles lo mejor que tienen. Esponerlo de una forma organizada, limpia y bien visible, donde el colorido de las diferentes tapas hagan que la barra sea todo un placer para los sentidos.



Cualquier establecimiento que se precie, debería dar bastante importancia a la estética de su barra. Como decimos siempre, al cliente le entra la comida por los ojos. Así que tener una gran variedad de tapas a simple vista del consumidor, es la mejor manera para incitarle a comer, a la vez que el cliente puede observar y escoger la tapa a tomar en ese mismo momento.



Son muchas las partes de España en las que desde siempre se tiene costumbre el tener las barras de los bares bien repletas de tapas. Pero si tuviéramos que destacar alguna zona, esa sería el norte de España. 



En ciudades como San Sebastián, Logroño, Bilbao, Vitoria, Pamplona, podemos encontrar claros ejemplos de localidades donde se esmeran todos los establecimientos por tener la mejor barra. Es una verdadera delicia gastronómica.  



Esta tradición está muy arraigada en muchas zonas, donde son consideradas casi ineludibles para el hostelero si quiere tener cierta clientela.



Por suerte, cada vez son más los establecimientos de tapeo que se den cuenta de sus ventajas, y en los últimos años ha existido un pequeño “boom” en este aspecto. Múltiples establecimientos repartidos por todo nuestro país dan fe de ello. 



Y así podemos encontrar ciudades como Alicante, Castellón, Granada, Segovia, Valladolid, Salamanca, León, Córdoba, Santander, Palencia, Zaragoza, Madrid, Sevilla, Burgos, Almería, Málaga, Cádiz y otras muchas más, en las que también podemos disfrutar de establecimientos con barras de tapas perfectamente cuidadas, y donde podemos elegir entre un sin fin de posibilidades. 



La dura competencia que hay en estos momentos en el sector hostelero, hace que los bares de tapeo tengan que reinventarse y renovarse, sino quieren morir. Deben ofrecer productos competitivos, a precios asequibles con buena calidad, y sin olvidarse de una buena presentación en el local, si no quieren estar fuera del mercado. 



Los mayores beneficiados de todo esto son los clientes, los cuales en estos momentos pueden disfrutar de un abanico de tapas gastronómicas a precios relativamente económicos entre los múltiples establecimientos existentes por toda la geografía de nuestro país.
Publicar un comentario