viernes, 10 de junio de 2011

EL ORIGEN DE LAS TAPAS.

Aunque es complicado fijar exactamente cuando se produjo el origen de la tapa en España, existen varias leyendas al respecto. La que más fuerza tiene, se remonta a la Edad Media.

Durante el periodo del reinado de Alfonso X el Sabio en el siglo XIII, dice la leyenda que a causa de una enfermedad que padeció el Rey, sus médicos le obligaron a tomar algunos sorbos de vino por prescripción facultativa, y para evitar los efectos del alcohol, tomaba pequeños bocados entre horas acompañando a la bebida. 


Parece ser, que ese sistema le funcionó, y tras restablecerse del todo, dispuso que en los mesones de Castilla no se sirviese el vino sin que fuera convenientemente acompañado por alguna ración de comida.

Esta Leyenda enlaza y cuadra perfectamente con el []origen etimológico de la palabra “tapa”, la cual viene de la costumbre antigua de tapar las copas y vasos de vino en las tabernas y mesones con un trozo de pan o con una rebanada de jamón, para impedir que entrasen moscas y mosquitos, o que entrase el polvo en el interior.

No obstante todo esto, no deja de ser una leyenda, muy bien documentada, pero una leyenda muy antigua.

Es muy posible que la tapa naciese con la aparición de los bares tal y como los conocemos en la actualidad en España a finales del siglo XIX, los cuales empezaron a servirlas como cortesía a los clientes, y que con su punto de sal incitaban a beber, y por tanto a consumir.

Sea cual sea su origen, bendita costumbre.
Publicar un comentario